martes, 11 de diciembre de 2012

Los picores del embarazo




Ligeros picores son comunes durante el embarazo como consecuencia del aumento de volumen sanguineo a la piel. Mas adelante, segun va creciendo la barriguita, la piel del abdomen se estira y esto tambien puede producir picores; lo mismo ocurre con los pechos. Los cambios hormonales tambien tienen su parte de culpa.

Algunas embarazadas notan que la palma de sus manos y la planta de sus pies se ponen rojos y a veces pican. Esto puede ser causado por un aumento en estrogenos. Normalmente desaparece despues del parto.

Tambien puedes notar que cosas que normalmente hacen que tengas picores, como por ejemplo piel seca, pueden causarte incluso mas picores estando embarazada. El eczema normalmente empeora durante el embarazo, aunque algunas mujeres en cambio notan una mejoria. Con la psoriasis la situacion es a la inversa: muchas mujeres refieren sintomas menos severos durante el embarazo mientras que solo unas pocas encuentran que el embarazo empeore su psoriasis.

Estos ligeros picores no son algo por lo que preocuparse normalmente, pero si los picores empiezan a ser severos puede ser un signo de un problema hepatico llamado colestasis obstetrica. Este problema afecta a menos de 1 de cada 100 mujeres embarazadas pero necesita atencion medica.

Trucos para sobrellevar los picores normales en el embarazo

-         Usa ropa comoda, suelta ya que de esta forma es menos probable que roce con tu piel y cause irritacion.
-         A lo mejor tambien te interesa evitar los tejidos sinteticos y usar los naturales como el algodon en su lugar. Estos permiten que la piel “respire” dejando que el aire circule cerca de tu piel
-         Un bano frio o la aplicacion de crema hidratante puede ayudar a aliviar los picores. (los banos con agua caliente pueden secar mas tu piel y empeorar los picores)
-         Algunas mujeres refieren que productos perfumados pueden irritar su piel por eso podrias intentar usar lociones sin perfumar o jabon natural.

Cuando los picores son algo mas: Colestasis Obstetrica

La colestasis obstetrica es un problema hepatico potencialmente grave que puede tener lugar durante el embarazo.

No se sabe que es lo que desencadena la colestasis. Algunos expertos piensan que la colestasis es producida por las hormonas del embarazo (estrogeno y progesterona). Es posible que tu cuerpo sea sensible a altos niveles de estas hormonas y esto puede afectar a como tu higado trabaja.

Normalmente las sales biliares van desde el higado hasta el intestine para ayudarte a digerir la comida. En la colestasis obstetrica el flujo de las sales biliares no es como deberia y empiezan a  acumularse en tu organismo. No hay cura para la colestasis obstetrica pero desaparece una vez que has tenido a tu bebe, normalmente en 1 o 2 dias pero puede durar hasta una semana.

La colestasis obstetrica parece que tiene un componente hereditario, pero puede ocurrir incluso si no hay nadie en tu familia que la haya padecido antes. Es mas comun en mujeres procedentes de India y Pakistan.

 Si has tenido colestasis en un embarazo es muy probable que te vuelva a pasar en subsequentes embarazos.

Algunos estudios han demostrado que los bebes de madres con colestasis tienen mas riesgo de nacer de forma prematura o de morir en el utero. No se sabe como de alto es el riesgo de muerte intrautero en comparacion con mujeres que no sufren de colestasis. No hay una determinada forma de la que se pueda depender para calcular el riesgo individual que un bebe tiene de morir dentro del utero materno.

 Dada la relacion con la muerte intrautero si tienes colestasis tu ginecologo seguramente te recomendara la induccion del parto o cesarea una vez que alcances las 37 semanas de gestacion (algo mas de 8meses de embarazo).

 Algunas mujeres que han padecido colestasis obstetrica pueden desarrollar un problema parecido con picores y disfuncion hepatica si utilizan anticonceptivos hormonales.

Sintomas

-         El sintoma principal es picor severo generalizado ( por todo el cuerpo)

  •              Normalmente no aparece ningun tipo de sarpullido.
  •              Es mas comun en los ultimos cuatro meses de embarazo.
  •              En algunas mujeres el picor va asociado a un sarpullido importante


  •               Para algunas mujeres con colestasis el picor es inaguantable, no cesa y puede ser peor durante la noche


    foto de madeformums.com
  •           Algunas veces el picor es peor en la palma de las manos y en la planta de los pies

foto de health and wellbeing web site



 -        Otros sintomas incluyen perdida de apetito, malestar generalizado, nauseas, orina oscura, ictericia (coloracion amarillenta de la piel y el blanco de los ojos), deposiciones (cacas) de un color blanquecino, depresion leve.

Tratamiento

Hay dos objetivos en el tratamiento de una madre con estas condiciones:

Para aliviar los síntomas, principalmente de la picazón

             - El ácido ursodesoxicólico es un fármaco que ayuda a aliviar el picor, así como aumentar el flujo de bilis.
             - Los corticosteroides – éstas serán en forma de anti-picazón cremas o lociones.
             - Si te empapas las zonas afectadas de la piel con agua tibia puede haber algo de alivio temporal.

Para prevenir complicaciones


                                      - Análisis de sangre – la función hepática y los niveles en sangre de la bilis se seguirán de cerca.
                                      - Los ultrasonidos (ecografia) - serán más frecuentes para vigilar la salud del bebé y el desarrollo.
                                      - Non-stress test – el objetivo es comprobar con qué frecuencia el bebé se mueve en un período determinado. El latido del corazón del bebé en relación con los movimientos del cuerpo se mide también.
                                       - Es posible que tu ginecologo te proponga tomar un suplemento de vitamina K. Esto es porque la colestasis afecta la absorción de vitamina K y esta es importante para la coagulación.

¿Que otras afecciones pueden producir un sarpullido y picores durante el embarazo?

Hay toda una serie de afecciones relacionadas con el embarazo que pueden producir un sarpullido y picores. Los sintomas a veces coinciden entre un problema y otro  y puede ser complicado intentar saber que pasa exactamente asi que es importante que no trates de diagnosticarte tu misma. Algunas de las posibles afecciones son:

Erupcion polimorfa del embarazo

Es la dermatosis más frecuente del embarazo. Su incidencia es de 1 de cada 150 embarazadas. Afecta fundamentalmente a primíparas (su primer embarazo). Las mujeres embarazadas de gemelos también son más propensas a la aparición de esta erupción. También es más frecuente en gestantes que aumentan mucho de peso.
foto de piel-l.org


Normalmente empieza en el primer trimestre del embarazo aunque a veces puede ocurrir antes  y otras veces en las dos primeras semanas despues del parto.

 El cuadro clínico comienza con un picor intenso e insoportable tanto por el día como por la noche. Al cabo de unas semanas, aparecen las lesiones en la piel en forma de pápulas (lesiones palpables y elevadas de color rojizo). Estas lesiones van confluyendo hasta formar placas bien delimitadas que a veces se transforman en vesículas, pero nunca en ampollas.

 Se localizan en el abdomen a nivel de la sínfisis del pubis y las caderas, a la altura de las estrías, pero no alrededor del ombligo como el herpes gestationis. Se extiende al tronco y a las raíces de los miembros inferiores y superiores, respetando brazos, manos, pierna y pies. Tampoco afecta la cara ni las mucosas. El estado general de la madre es bueno. No se ha descrito afectación fetal de ningún tipo.

 La causa de esta afección es desconocida, pero la localización a nivel de las estrías sugiere que puede estar relacionado con la distensión abdominal. El hecho de que aparezca en mujeres que ganan mucho peso, apoya la teoría de la distensión abdominal.

 El diagnóstico se hace por la clínica. La gestante presenta picor seguido de erupción. La biopsia de la lesión demuestra al microscopio imágenes  varias como paraqueratosis o espongiosis, pero nunca infiltrado por anticuerpos como en el herpes gestationis. Por otra parte, la inmunofluorescencia es negativa.

 El tratamiento consiste en corticoides tópicos de elevada potencia aplicados sobre las lesiones varias veces al día. A veces pueden requerirse antihistamínicos si el picor es insoportable

Esta afeccion no conlleva riesgos para ti o para tu bebe y raramente se produce en embarazos posteriores.

Prurigo del embarazo

Aparece en 1 de cada 300 embarazos.

 Suele aparecer en el primer trimestre del embarazo, aunque a veces también lo hace en el segundo trimestre. Se caracteriza por la aparición de lesiones palpables y elevadas de menor de 1 centímetro de diámetro y nódulos rojos en la piel.  Estas lesiones producen mucho picor. Se localizan en las superficies extensoras de los brazos y las piernas. A veces pueden aparecer también en el abdomen.

 No se ha encontrado un mayor riesgo para la mama o el feto. No se conoce cuál es la causa, aunque se piensa que se debe a los cambios propios del embarazo. Suele desaparecer al nacer el bebe pero a veces puede durar hasta tres meses despues del parto. Puede ocurrir de nuevo si te quedas otra vez embarazada.

El tratamiento son los corticoides aplicados directamente en el piel. Si existe mucho picor, pueden administrarse antihistamínicos. A veces son necesarios corticoides orales.

Herpes Gestationis

Tiene un incidencia muy variable que oscila entre 1 por 4.000 hasta 1 por 50.000 embarazos. Suele afectar a mujeres que ya han tenido más hijos (multíparas) y en el 70% de los casos son de raza blanca.

 Consiste en la aparición de un prurito o picor exasperante que se sigue al cabo de unas semanas de lesiones ampollosas o en forma de urticaria en la piel. Estas lesiones se localizan en el abdomen, alrededor del ombligo y se van extendiendo de forma centrífuga al resto del cuerpo sin llegar a afectar a la cara ni las mucosas. La lesiones comienzan en forma de placa circular y posteriormente se transforman en vesículas o ampollas tensas de contenido transparente. Normalmente se produce una remisión parcial en la última parte del embarazo, produciéndose una exacerbación en el momento del parto o en el postparto.

 En la mayoría de los casos aparece entre la semana 28 y 32, pero a veces puede presentarse en el postparto.
 El origen del herpes gestationis es autoinmune y se debe a la producción de anticuerpos antimembrana basal durante el embarazo.

 El diagnóstico se hace por la clínica y por el estudio directo de las lesiones tras ser biopsiadas. Con técnicas de inmunomicroscopía e inmunofluorescencia se visualizan los depósitos de anticuerpos antimembrana, que nos dará el diagnóstico de certeza.

 El tratamiento adecuado es el tratamiento tópico con corticoides y antihistamínicos. Pero éstos suelen resultar insuficientes, por lo que  en la mayoría de los casos se termina tratando con corticoides vía oral a dosis de 0,5 a 1 mg/Kg/día. El uso de corticoides durante el embarazo no afecta al bebé.

El desarrollo del feto intraútero puede verse afectado, pudiéndose producir crecimiento retardado y prematuridad. Se han dado casos en los que se ha estado asociado a muerte intrautero.

En cuanto al recién nacido, algunas veces puede presentar una erupción moderada por todo el cuerpo que desaparece en unos días o semanas.

 Es importante recordar que la lactancia materna disminuye las lesiones y la duración del brote de herpes gestationis. Cuando se termina el brote, suelen permanecer, en la zonas donde estaban  las lesiones,  áreas pigmentadas que dejan cicatriz.

El herpes gestationis suele ocurrir de nuevo en subsequentes embarazos y tiende a ser mas severo.
Hay estudios que indican que el uso de anticonceptivos orales pueden provocar una recaida en algunas mujeres.

Foliculitis

Se trata de una erupción a base de pequeños granitos acompañada de mucho picor. Se localiza por todo el cuerpo, aunque fundamentalmente en abdomen y mamas. Aparece en el segundo trimestre, aunque a veces también se manifiesta al final del embarazo. Desaparece de forma espontánea después del parto.

 Su origen es desconocido. Se ha interpretado como una "reacción acneiforme", debido a su similitud con el acné, producida probablemente por las alteraciones hormonales propias del embarazo.

 El diagnóstico se hace mediante la clínica, ya que no hay ninguna  prueba analítica que lo confirme. No se ha descrito afectación del feto ni del recién nacido.

 El tratamiento idóneo son los corticoides sobre la piel. También se ha utilizado el peróxido de benzoilo y los rayos ultravioleta B. La foliculitis desaparece tras el parto.

Es importante recordar que puede volver a aparecer en embarazos posteriores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario