miércoles, 20 de mayo de 2015

ALIVIO DEL DOLOR DURANTE EL PARTO - EL AGUA


guiasalud.es
No muchas mujeres son conscientes de todos los beneficios que se pueden obtener del uso del agua, no solo en el momento del parto sino también durante el embarazo. Otro dia os hablaré de nuestras clases de preparación al parto en el agua pero hoy me gustaria que nos centráramos en su uso en el momento del parto.

Un baño o ducha con agua templada puede ayudar a reducir temporalmente los dolores de parto. La sensación del agua templada en la piel puede ayudar a que te relajes y calmar algunas de las molestias del parto.

Otras de las ventajas que el uso del agua caliente durante la dilatación proporciona son:

  • reduce la ansiedad estimulando la producción de endorfinas
  • mejora la perfusión uterina 
  • acorta el periodo de dilatación
  • aumenta la sensación de control del dolor 
  • aumenta la sensación de satisfacción

La temperatura del agua no debe superar los 37ºC para evitar la fiebre de la madre y del bebé.

Es importante que la mamá beba agua mientras esté en la bañera ya que hay un mayor riesgo de deshidratación.

Se ha demostrado que el agua caliente reduce de forma estadísticamente significativa

el uso de analgesia epidural durante el periodo de dilatación.

El uso del agua no tiene efectos adversos en la duración del trabajo de parto, la tasa de partos quirúrgicos o el bienestar neonatal.

La rotura de membranas no contraindica el uso del agua.

El agua se puede utilizar para el alivio del dolor desde las primeras contracciones. Si estas pensando tener a tu bebé en una piscina de partos las matronas probablemente te recomendaran empezar a usarla cuando ya estés de 5cms.


domingo, 3 de mayo de 2015

ALIVIO DEL DOLOR DURANTE EL PARTO - LA MAQUINA TENS

Ya que actualmente se ha observado un mayor interés por parte de las madres y su entorno,
por la aplicación de métodos analgésicos no invasivos, y que existen estudios que reflejan que las diferentes alternativas analgésicas como la aplicación de electroterapia, acupuntura, masoterapia o termoterapia en el parto son efectivas en grado moderado en la reducción del dolor nos gustaria hacer una serie de entradas sobre algunos de estos métodos para que tengais más información a la hora de decidir que es lo que más os interesa para enfrentaros al dolor del parto.

En primer lugar me gustaria hablaros de la máquina TENS.
quierosermami.wordpress.com

TENS es el acrónimo de Transcutaneous Electrical Nerve Stimulation (Estimulación Nerviosa Eléctrica Transcutánea).

La TENS se desarrolló originalmente como una forma de controlar el dolor mediante la teoría de la barrera. Ha llegado a ser una forma muy popular para una gran variedad de condiciones causantes de dolor agudo y crónico.

Aunque poco conocida en España, o al menos en Madrid, en Canadá y Reino Unido, la TENS se usa frecuentemente para intentar paliar el dolor del parto.

Su utilización durante el parto ayuda a la mamá a mantener el control, estar más alerta y reducir o eliminar la necesidad del uso de medicamentos. Lo más importante es que no tiene efectos secundarios conocidos para la madre ni el bebé. Si es necesario, se puede utilizar junto con otras formas de aliviar el dolor.

Cuando empiece el parto, basta con colocar las cuatro almohadillas en la espalda, tal y como muestran las instrucciones y encender la máquina TENS. Sentirás una agradable sensación pulsante, que te ayudará a elevar el nivel de tus propias endorfinas y mitigar con ello el dolor. Cuando experimentes una contracción, pulsa el botón de refuerzo para incrementar la energía y combatir mejor el dolor.

TENS está diseñado específicamente para el parto. Sin embargo, no debes utilizarlo antes de la semana 37 de embarazo sin supervisión médica. Si sufres de epilepsia o tienes cualquier tipo de duda, consulta a un profesional médico. No debes utilizarlo si llevas un marcapasos, si tienes dolor no diagnosticado y tampoco se puede usar en el agua (si vas a darte una ducha, un baño o vas a entrar en la piscina de partos para dar a luz debes retirar la máquina TENS antes).

Algunas ventajas del uso de TENS son:

  • Puedes mantenerte en movimiento mientras lo usas
  • No interfiere directamente con el parto
  • Puedes usarlo durante todo el tiempo que quieras
  • Es seguro para ti y para el bebé
  • No necesitas profesionales médicos para poder usarlo (anestesista, ginecólogo,...)
  • Se puede usar en un parto en casa o antes de introducirte en la bañera si optas por un parto en el agua.... también antes de la epidural.
  • Es portatil y no invasivo
  • Tu lo controlas
  • Es muy facil de usar

Algunas desventajas serían:

  • Es probable que necesites que tu pareja o alguien te ayude a colocar las almohadillas
  • Normalmente solo ayuda en las primeras etapas del trabajo de parto
  • Es posible que haya que retirarlo al monitorizar el corazón del bebé si al colocar las cintas del monitor por encima de las almohadillas hace que la estimulación te resulte incómoda
  • No se puede usar dentro del agua
No te rindas de inmediato si crees que la máquina TENS no está haciendo nada. Es posible que tengas que seguir usandola por lo menos durante una hora antes de que empieces a notar los efectos.

Es conveniente retirar las almohadillas al menos una vez cada 12 horas y si notas que éstas están menos pegajosas, añade unas gotas de agua y fricciona en el lado del gel de la almohadilla antes de reaplicarlas. Esto hará que peguen bien y hagan un buen contacto con la piel de tu espalda.




domingo, 26 de abril de 2015

REFLEXIONES Cuando el bebé no es "perfecto" - El yeso pelvipédico

La operación fue muy bien, gracias a Dios, pero ya desde el principio empezamos a tener problemas con el yeso....

El traumatólogo nos había avisado de que después de la operación nuestra bebé tendría que llevar una escayola desde la cintura hasta los pies pero creo que hasta que no la vimos con él no nos dimos cuenta de lo complicada que iba a ser nuestra vida a partir de entonces.
Cualquier cosa que hasta ese momento nos había parecido sencilla se convirtió en una obra de ingeniería.

Para cambiarle el pañal necesitabamos entre 2-3 pañales, uno para intentar abarcar el hueco de la escayola, otro para rellenar el resto del espacio en un intento de evitar que se mojara o que se pringara de caca (cosa prácticamente imposible), salvaslips en el contorno del yeso para que no le raspara el culito ya que con cada cambio perdíamos parte del algodón protector del interior y un pañal dos tallas más grandes para poner por encima y sujetar todo en su sitio.

Las comidas eran otra odisea, como creímos que en la trona no cabía bien la empezamos a sentar en un puff que teníamos pero tener que estar recolocandola cada pocos minutos y que agacharnos a su nivel nos destrozaba la espalda, especialmente los primeros días tras la intervención cuando no tenia ganas de comer probablemente porque estaba incómoda al no poder moverse. Finalmente encontramos una forma de volver a sentarla en la trona y, aunque una pequeña victoria, mi espalda y la de mi chico lo agradecieron enormemente.

El baño dejó, por desgracia de ser tal y pasó a convertirse en un cruce entre spa para jubilados (teníamos que envolverla en una toalla de cintura para abajo para proteger la escayola) y un lavado de pelo de peluquería, pero ella es tan "perfecta" que aun así lo disfrutaba... la mayoría de los días.

La silla del coche fue otra historia. La solución del médico, propia de alguien muy experto en sus cosas pero que obviamente no se ha tenido que enfrentar a los desafíos del yeso una vez fuera del hospital, fue que llevásemos a la niña en brazos uno de nosotros mientras el otro conducía. Según él la policía sería comprensiva y no nos multaría si nos pararan. Los que no creo que fueran tan comprensivos eran los causantes de un posible accidente o las consecuencias que ir así sentados podría acarrearnos. Menos mal que, nuevamente gracias a la asociación inglesa STEPS averigüe que la marca Dorel tenia una silla especial para displasia de cadera que alquilaban para estos casos. Me puse en contacto con ellos pero obviamente no dejaban que la silla saliese de Reino Unido, así que decidí intentarlo con la sucursal que la empresa tenia en España y fíjate tu por donde que hubo suerte. Alquilaban la silla y me la enviaron a casa así que ahora mi princesita viaja segura y "a sus anchas" (nunca mejor dicho).

Tres semanas después de la operación y, aunque se me subió el corazón a la boca cuando el médico nos dijo que quería una segunda radiografia para confirmar que la cadera estaba en su sitio, respiré mas tranquila cuando nos aseguró que todo iba estupendamente.

El tiempo vuela y ya ha pasado mas de un mes, el olor de la escayola puede demostrarlo pese a nuestros mejores esfuerzos. Lo siguiente es la operación de la otra cadera y mas yeso, mucho tiempo de escayolas... os seguiré contando pronto como nos va a mi, mi chico y nuestra bebé "perfecta".

miércoles, 15 de abril de 2015

#MiercolesMudo #MM

@NaturalmentMama no se que problema hay pero ningun miercoles me deja entrar en tu página del #MiercolesMudo para poder unirme al carnaval de blogs ����

El beso, Robert Doisneau

lunes, 13 de abril de 2015

REFLEXIONES Cuando el bebé no es "perfecto" - Reducción abierta

Transcurrió el mes, aunque he de reconocer que se nos hizo largo, y volvimos a que le repitieran la ecografia a nuestra princesita. De nuevo malas noticias, el tratamiento con el arnés no había funcionado y las caderas seguían fuera de su sitio.

Nos remitieron de nuevo a la consulta de los traumatólogos para que fueran ellos los que nos informaran de las siguientes opciones de tratamiento.

Fue en esta consulta cuando por primera vez nos hablaron de la posibilidad de tener que operarla. Yo no quería que mi bebé tuviera que pasar por eso, ya la iban a tener que dormir para realizarla una tenotomia (corte) en el tendón de aquiles como parte del tratamiento para su pie zambo y no queria que sufriera más. Por si esta información no fuera suficientemente enervante también nos comunicaron que nos iban a derivar a otro hospital, uno especializado en niños, ya que en aquel los anestesistas se negaban a dormir a niños menores de un año.

A mi, aunque no me apetecian mas cambios, me parecio bien el cambio de hospital. En el nuevo estaban acostumbrados a tratar con bebés y eso me daba seguridad.

Llegó el dia de ir a ver al que sería nuestro nuevo traumatólogo, gracias a Dios nos tocó un señor muy amable y cercano, no como el del hospital anterior.

Nos explicó que cuando durmieran a la bebé para hacerle la tenotomía del pie aprovecharían para hacerle una artrografía de la cadera (una serie de radiografias mientras le introducian un contraste) para ver que estaba impidiendo que las caderitas volvieran a su sitio. Si no veian nada o era algo pequeño intentarían colocar las caderas en su sitio mientras la bebé estaba dormida y luego las mantendrian en su sitio con una escayola (REDUCCIÓN CERRADA de cadera). Si esto no funcionaba desgraciadamente habria que operarla (REDUCCIÓN ABIERTA).

Tuvimos que ingresar la noche antes de la intervención. A mi se me partía el corazón verla con su batita con el nombre del hospital (los pijamas todos le estaban grandes), en aquella enorme cuna metálica, que hacía un ruido de mil demonios y que probablemente no habían renovado desde los años 50.

Pasó bastante buena noche dadas las circunstancias pero yo no puedo decir lo mismo. Por la mañana vinieron a buscarnos muy temprano, ibamos a ser los primeros. Mi chico llegó a ver a nuestra pequeña por los pelos ya que la noche anterior solo permitieron que nos quedasemos uno de los dos con ella y no tuvimos dudas de que sería yo ya que él no podía darle el pecho (otra ventaja mas en mi lista a favor de la lactancia materna exclusiva)

Me dejaron pasar con ella hasta el antequirófano y aunque seguro que fue poco tiempo a mí se me hizo eterno y de nuevo lo pasé fatal cuando tuve que dejar que se la llevaran en aquella enorme cuna las enfermeras, era la primera vez que me iba a separar de ella.

Después de una eternidad salió el médico a hablar con nosotros. La tenotomía habia salido bien y habían realizado la artrografía aunque no habían sido capaces de poner las caderitas en su sitio, eso solo dejaba una opción, mi pobre bebé "perfecta" iba a necesitar cirugía....